Log In

Acceder

¿Ha olvidado su contraseña?

Subtotal del carrito: € 0,00

ÚLTIMA FÁBRICA DE CALZADO EN SITGES

ÚLTIMA FÁBRICA DE CALZADO EN SITGES

sitges sandalies

En el 1874 Sitges estrenaba la primera fábrica de calzado (la fábrica Tarrida) con capital americano. En el año 1910 había cuatro grandes fábricas de calzado convirtiéndose en una industria típica de Sitges. En el año 1936, Sitges tenía más de 20 fábricas donde trabajaba más del 80% de la población y en los años 50 y 60 había 57 talleres y fábricas de Calzado. En la actualidad, sólo queda una Sitges Sandalies

Entrevistamos a Abdon Vidal propietario de Sitges Sandalies para que nos explique esta evolución que se ha producido en Sitges.

¿Porque no se han conservado este tipo de Industrias?

Creo que uno de los motivos principales es que por naturaleza Sitges es un pueblo costero, que goza de buenas temperaturas y a finales de los años 60 se empieza a trabajar un poco el turismo y por falta de hoteles en la época los sitgetanos empiezan a alquilar habitaciones en sus propias casas. Esto provoca que sea mucho más claro y limpio ganar dinero alquilando habitaciones los 3 meses de verano que trabajando en las fábricas. Este cambio empieza a desmembrar la mano de obra de las fábricas y los propios fabricantes cuando ven lo difícil que es tirar para adelante el negocio decidieron reconvertir las fábricas en hoteles o negocios de cara al turismo. El Ayuntamiento del momento también se decantó por esta nueva fuente de ingresos y no por mantener las fábricas que había en el pueblo.

¿Cree que está perdida de industrias en Sitges ha hecho que pierda uno de sus principales encantos de los años 70 u 80 que era la originalidad y artesanía que se vendía en la tiendas del pueblo?

Si estoy de acuerdo, todavía hoy en día gente de otros países admiran nuestras sandalias por su originalidad y calidad. Estamos en contacto con gente de otros países que valoran nuestros productos precisamente por eso por su originalidad, artesanía y calidad. Evidentemente tiene un precio pero están dispuestos a pagarlo precisamente porque son exclusivos. Hay grandes marcas como Prada, Dior etc que tienen precios más elevados que nuestras sandalias.  

¿Cree que es bueno para Sitges que solo se dedique al turismo?

Creo que turismo e industria nunca tendrían que ir desvinculados, hace años yo y varios fabricantes más expusimos nuestras ideas al ayuntamiento para promocionar las fábricas de calzado, siempre nos dijeron que la idea era muy buena pero nunca se hizo nada al respecto. Hay muchas localidades que incluyen sus fábricas como atractivo turístico pero aquí nunca se hizo ni se está haciendo. Ya que sin hacer ningún daño a los comerciantes de la zona se podría mostrar cómo se hacen las Sandalias y luego decir a los turistas donde las pueden comprar en Sitges.

¿Por cierto donde se pueden comprar las sandalias de Sitges Sandalies en Sitges y Vilanova?

Sitges Sandalies está en las siguientes tiendas de Sitges: La Parada de la calle Jesús 30, Temps de Luxe de la calle Sant Pau 37, Calzados Rosell P. de la calle Primer de Maig 4 y en la Boutique de moda Emiliana López Paseo Vilanova 79

En Vilanova estamos en la tienda de Leonor Viçon C/ Soler i Gustems 2 y 3

¿Qué haría falta para conservar la única fábrica que queda?

Creo que si hoy en día nos hemos quedado solos, es porque tenemos un gran defecto y es que somos unos románticos de este oficio. Tengo 75 años y trabajo en el oficio desde los 14 años, toda una vida dedicada a fabricar sandalias. Hace años como había tantas fábricas los fabricantes de materia prima estaban cerca o por lo menos les era rentable venir a Sitges a ofrecer sus productos y hoy en día están concentrados en la zona de Alicante y somos nosotros los que tenemos que salir fuera a buscar estas materias primas. Si aquí, como se hizó en Alicante el ayuntamiento se hubiera dedicado a proteger la Industria del calzado haciendo ferias internacionales, etc en este momento se hubiera conservado el turismo y la industria.  Como ya te he comentado antes somos unos románticos y tenemos una cartera de clientes muy importante, pero esta cartera de clientes también se ha resentido de la actual crisis por lo que no nos queda más remedio que buscar nuevos mercados fuera de España. En estos momentos tenemos propuestas para iniciar proyectos en China y Perú pero necesitamos buscar nuevos mercados de  una forma rápida fuera de España paras subsistir, ya que nuestra filosofía no es competir en precios sino competir con productos de la mejor calidad posible.

¿Cuál es la diferencia entre el calzado hecho artesanalmente y el que se fabrica a gran escala?

Nuestras sandalias están hechas con cristales de Swarovski auténticos y con pieles de las mejores calidades y acabados que hay en el mercado, con modelos que son intemporales y por lo tanto tienen un precio más elevado que los productos que tienen una calidad inferior. Además buscamos siempre la comodidad y elegancia para calzar el pie de una mujer, con modelos que no tengan formas raras sino que se amolden perfectamente al pie.

Las grandes fábricas con poca mano de obra hacen una gran producción y nosotros trabajamos mucho la sandalia y además hacemos unos 130, 140 modelos anuales para preservar una exclusividad con nuestros clientes. En cada ciudad diferentes clientes pueden tener diferentes modelos de Sitges Sandalies para no hacerse la competencia los unos a los otros. Cuidamos a nuestros clientes para darles una exclusividad de producto y esto las grandes fábricas no lo tienen en cuenta.

¿Qué valor aporta al mercado Sitges Sandalies?

Sitges Sandalies entiende desde el interior que las modas nos pueden llevar a caminos equivocados pero muy vistosos. Nosotros buscamos la comodidad y calidad por encima de modas.

¿Cuántos trabajadores tiene actualmente Sitges Sandalies?

Actualmente en pleno rendimiento tenemos 17 ó 18 trabajadores.

¿Quiere añadirá algo más a la entrevista?

Nosotros mientras podamos llevamos el nombre de Sitges por delante, nuestro anagrama es la iglesia de Sitges y todas nuestras sandalias van marcadas con el nombre y el anagrama, para nosotros es un orgullo pero al mismo tiempo es gran compromiso porque tenemos que hacerlo muy bien para no desprestigiar el nombre de Sitges. En este momento estamos muy satisfechos como sitgetanos porque nuestra calidad está a la altura del nombre del pueblo y lo llevamos a todas partes donde vamos.

Por desgracia nuestro futuro está orientado a la exportación para ofrecer lo que nosotros sabemos hacer, si aquí por el motivo que sea no hemos llegado, lo siento mucho pero tenemos que ir hacia allá, cuidando mucho por supuesto el producto que estamos haciendo. 

www.sitgesactiu.com