Log In

Acceder

¿Ha olvidado su contraseña?

Subtotal del carrito: € 0,00

Historia de Sitges

Historia de Sitges

historia de sitges


Sitges es una localidad y un municipio español de la provincia de Barcelona en la comunidad autónoma de Cataluña, perteneciente a la comarca del Garraf. La localidad está situada en la costa mediterránea a 36 km al sur de la capital provincial, Barcelona. Su población en 2011 fue de 28.617 habitantes (INE).

Las referencias a los primeros habitantes de Sitges (literalmente "Silos" en castellano) se remonta a antes del neolítico y en épocas más modernas está documentado un asentamiento ibérico sobre el siglo IV a. C.. Además, hay estudios que constatan que en el siglo I Sitges tenía dos pequeños núcleos de población, uno alrededor del cerro de la Punta y otro a la ermita del Vinyet. Unida al de Olérdola romana, el puerto de la Blanca Subur sirvió de intercambio entre los productos del Penedés y de otros lugares de la Mediterránea romana.

En la Edad Media se levantó el castillo, situado encima del cerro de la Punta, donde hoy en día está el ayuntamiento (construido en 1889) y que tuvo como primer propietario a la Seo de Barcelona que posteriormente lo cedió al conde Mir Geribert (1041). En el siglo XII, Sitges estaba bajo el control de la familia Sitges (adoptaron el topónimo de la villa como apellido); esta familia está documentada del año 1116 hasta el 1308 cuando Agnés de Sitges vendió sus derechos de castellanía a Bernat de Fonollar que fue señor desde 1306 hasta 1326. Después de la muerte de su segunda mujer, Blanca de Abella, Sitges por decisión sucesoria pasó a la Pia Almoina de Barcelona, institución eclesiástica que asistía a los pobres, en cuyas manos estuvo hasta 1814. Bernardo de Fonollar fue un caballero directamente relacionado con la corte del rey Jaime II y su tumba y la de su esposa están a la iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla. La vida de los habitantes de estos siglos se organizaba alrededor del cerro del Baluard que estaba amurallado y conectaba con el resto de la villa con un puente por encima de la actual calle Mayor. Se conoce también de tres torres situadas a diferentes puntos del pueblo, fueron levantadas el año 1303. También cabe destacar el palacio del Rey Moro, del siglo XIV.

En el siglo XVIII, muchos sitgetanos establecieron colonias en la costa occidental del Golfo de Cádiz con motivo de las mejores condiciones de pesca de la zona y como solución más cercana al comercio con América. Con el tiempo los pescadores de Sitges contribuyeron, junto a otros (fundamentalmente de Mataró y Canet de Mar), a la fundación de la actual Isla Cristina, como aún hoy atestiguan palabras catalanas de su vocabulario y los apellidos catalanes de sus descendientes (Miravent, Giralt, Cabot, entre otros).

La principal actividad económica de la villa era el cultivo y la viña, sobre todo de la malvasía. También se cultivaba trigo, huerta, algarrobos y el palmito, símbolo del Garraf. Desde el 1345 cuando Villafranca del Penedés pidió una autorización para tener un puerto en Sitges la villa se convirtió en la salida comercial al exterior de los productos del Penedés.

Durante la Edad Moderna la Universidad de Sitges (Ayuntamiento) se afanó para librarse del dominio señorial de la Pia Almoina. El año 1814 Sitges se liberó definitivamente y se incorporó a la corona a pesar de padecer en las distintas guerras que sucedieron. La actividad económica continuó siendo el campesinado, la pesca y la actividad portuaria que creció a partir del siglo XVIII cuando Cataluña obtuvo el permiso para poder comerciar directamente con América. Desde finales del siglo XVIII (1779) hasta principios del siglo XIX se estableció un constante comercio con las colonias americanas.

Tiene una gran infraestructura turística, con equipamientos y tres puertos deportivos, (Puerto de Ginesta, Garraf y Aiguadolç) es la villa con más puertos deportivos de España. .