Log In

Acceder

¿Ha olvidado su contraseña?

Subtotal del carrito: € 0,00

EN 2018 Sitges consultará a los vecinos de les Botigues si quieren quedarse o anexionarse a Castelldefels

19/07/2017

EN 2018 Sitges consultará a los vecinos de les Botigues si quieren quedarse o anexionarse a Castelldefels

les botigues sitges

El Ayuntamiento convocará un sondeo para las 1.500 personas que viven en el barrio que se encuentra a 14 kilómetros del núcleo urbano de esta población del Garraf

El Ayuntamiento de Sitges convocará durante 2018 una consulta no vinculante entre los vecinos de les Botigues para saber si quieren continuar siendo un barrio del municipio o si prefieren a dherirse a Castelldefels. El sondeo pretende tener datos reales sobre una inquietud manifestada históricamente por los 1.500 habitantes que viven en esta zona situada a 14 kilómetros del núcleo urbano, justo al otro extremo del macizo del Garraf.

El alcalde, Miquel Forns, reconoce que es un sector de población muy vinculado a Castelldefels, tanto por “continuidad urbanística” como por el uso de servicios educativos y sanitarios. “La mejor manera de saber qué piensan los vecinos es hacer una consulta donde libremente puedan expresarse”, recalca.


Forns ha apuntado que la consulta sobre el futuro del barrio les Botigues de Sitges era uno de los proyectos previstos en el pleno del mandato, y ha asegurado que el gobierno se marca como objetivo llevarla a cabo a lo largo del 2018. Por ahora, solo ha avanzado que este próximo otoño el consistorio llevará la propuesta al pleno municipal para empezar a activar los preparativos a principios de 2018.

La conformidad de Sitges, Castelldefels y Generalitat
Lo único que ha concretado el alcalde es que la votación se celebrará únicamente entre los vecinos del barrio, 1.300 de los cuales son mayores de edad. “Son ellos los principales afectados y son ellos quienes merecen tener voz y voto en este asunto”, ha justificado Forns, que ha declinado dar más detalles sobre como y cuando se convocará este sondeo.

El alcalde ha insistido que se tratará de una consulta no vinculante, porque se organizará en base a la Ley de Consultas populares no referendarias y porque la modificación del término municipal es una cuestión que requiere un aval político y administrativo.

A pesar de todo, el alcalde ha recordado que el visto bueno del pleno de Sitges no es el único requerimiento para aprobar el cambio de vecindario, ya que también será necesario que el Ayuntamiento de Castelldefels se posicione a favor. Si estos requisitos se superan, será necesario que la Generalitat avale el cambio urbanístico y será entonces cuando les Botigues puedan convertirse en un barrio de Castelldefels.

Fuente "La Vanguardia"